Pizza con panceta y queso de oveja

Hoy vamos a hacer un plato que no se define por ser típicamente español. Sin embargo, le vamos a incluir unos ingredientes muy típicos de nuestra tierra para darle ese toque especial…

Ingredientes para la masa de la pizza para 6-7 pizzas

1 kg de harina

40 g de aceite de oliva virgen

25 g de sal

500-600 ml de agua (la cantidad exacta depende de la harina que se utilice)

3-5 g de levadura fresca

Ingredientes para la cobertura de la pizza

500 g de tomate triturado (el tomate frito no es el mas adecuado)

250 g de mozzarella

1/2 cebolla

50g de panceta o de chorizo de León picante o normal (cortado en finas lonchas o picado)

30 g de queso de oveja (cortado en finas lonchas)

3 guindillas (cortadas en trocitos)

Elaboración de la masa para la pizza    

Echar 30 ml de agua templada en un vaso, mezclar la levadura y dejarla reposar unos 5 minutos. El agua no tiene que estar ni fría ni caliente para que la levadura pueda reaccionar rapidamente.

En otro vaso, echar 30 ml de agua más bien caliente y disolver la sal.

Para preparar la masa, necesitareis un bol bastante grande donde tendréis que echar la harina. Una vez echada la harina, haced un agujero en el medio de la harina y verted el agua con la levadura. Mezclar todo a conciencia.

Ahora podéis añadir poco a poco el agua que os queda excluyendo el vaso de agua en el que hayáis disuelto la sal. Según vais añadiendo el agua es necesario mezclarla bien con la harina para que esta absorba el agua.

Con el agua podéis añadir también el aceite de oliva y, finalmente, el vaso de agua con sal.

Dependiendo de la harina que utilicéis, puede que necesitéis más o menos agua. Procurad tener un poco de agua y un poco de harina a parte para poderlas añadir si hiciera falta.

Una vez añadidos todos los ingredientes y mezclados con fuerza deberíais obtener una masa lisa y esponjosa. Amsada la masa durante unos 10 minutos y luego formar una bola.

Dejad reposar la masa en un sitio con una temperatura constante de 18-25 grados durante 2 horas. Es recomendable cubrir la masa con un paño de cocina húmedo para que no se seque. Antes de cubrirla , coged un cuchillo y marcad una cruz en la masa para que crezca mas libremente.

Mientras dejáis reposar la masa, podéis preparar la salsa de tomate.

Preparación de la salsa de tomate

Picar media cebolla muy finamente. Dorar la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez dorada la cebolla, añadir el tomate triturado al que habrá que adjuntar una  cucharadita de azúcar y un poco de sal.

Dejad cocer a fuego lento durante unos 40 minutos.

Continuación de la preparación de la masa

Si habéis dejado reposar la masa durante 2 horas, debería haber aumentado su tamaño en al menos el doble.

Ahora tenéis que partir la masa en trozos de mas o menos 180 – 250 gramos (para hacer pizzas individuales) o del doble si queréis poner la pizza en una bandeja para el horno.

Una vez partida la masa, es necesario amasar los trozos individuales durante 5-10 minutos y formar unas bolitas. Disponed las bolitas en una bandeja en la que habréis esparcido un poco de harina y cubrid la masa con un paño de cocina húmedo. Dejad reposar la masa durante 6 horas en un sitio con una temperatura constante de 20-25 grados (el interior del horno es perfecto).

Después de las 6 horas vuestras masas individuales deberían haber aumentado su tamaño. Ahora amasad las pizzas individuales durante 30 segundos o 1 minuto y extendedlas con las manos (o, si no sois muy prácticos, con un rodillo).

La masa debería quedar muy fina para mejorar su cocción. Si vais a poner la pizza en una bandeja para el horno, tenéis que esparcir la bandeja de aceite de oliva.

Recubrir la masa de la pizza

Una vez extendida la masa poned un poco de salsa de tomate en el centro de la pizza y extendedla hacia fuera hasta llenar casi toda la masa (hay que dejar medio centímetro de borde).

Coged la mozzarella que habréis cortado en daditos muy pequeños y esparcid la pizza con mozzarella.

Para la pizza de panceta y queso de oveja (los italianos la llaman « terrona ») añadid la panceta (a mí me gusta la panceta adobada que le da mucho sabor cortada en lonchas pero mucha gente prefiere picarlo). Cortad las guindillas en trocitos y esparcidlas en la pizza. Poned de lado el queso de oveja porque este habrá que ponerlo encima de la pizza 2 minutos antes de sacarla del horno.

Para una opción más “española” podéis sustituir la panceta con chorizo de León dulce o picante.

Cocción

La cocción depende mucho del horno del que dispongáis. Nosotros las hicimoes en un horno horno de leña en casa de unos amigos. En estos casos simplemente hay que calentar el horno a unos 250º y poner la pizza ya preparada. Dejad cocer durante 10-15 minutos.

Sin embargo, si disponéis de un horno de cocina doméstica, es preferible calentar el horno a 220º, poner la masa de la pizza con el tomate en el horno durante 8-10 minutos, sacarla, añadir los demás ingredientes (mozzarella, chorizo, etc.) y volver a ponerla en el horno durante otros 8-10 minutos.

En cualquier caso, no se os olvide sacar la pizza 2 minutos antes de finalizar la cocción y añadir el queso de oveja.

¡Buon appetito !

Pizza panceta

Pizza panceta queso de oveja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s